miércoles, 17 de agosto de 2011

Las estupideces no se pueden contar.

Creo que hoy, he comprobado que la estupidez humana es infinita. 
Cuantos estupidos podemos llegar a ser por confiar en una persona.
 Es difícil arriesgar por alguien cuando no hay nadie en quien confiar.










Ever

No hay comentarios:

Publicar un comentario