miércoles, 17 de agosto de 2011

Y de pronto, sucede

Te das cuenta de que nada es lo mismo, de que el pasado es pasado y no va a volver, que lo que dijiste ayer va a quedar escrito a fuego en ese papel al que llaman “tu vida”, que nadie piensa en el mañana, que sólo viven el presente, ni si quiera piensan que puede pasar dos segundos después de haber cruzado ese semáforo en rojo, lo hacen y ya está, porque la vida nos obliga a vivir deprisa, acelerando de 0 a 100 en dos segundos, sin pensar en las consecuencias, porque sabes que algo ha cambiado, tú has cambiado. Quizá vaya siendo hora, de soltar el freno y apretar.
 Sí, desgastar el acelerador.









 Ever

No hay comentarios:

Publicar un comentario