jueves, 4 de abril de 2013

Nada es para siempre.

Todo se desvanece...
Lo que pensaba que podría ser para siempre ahora ya pasó todo aquel tiempo y ha terminado lo que no creía que nunca terminaría. No tenía noción del tiempo hasta que abrí los ojos y me di cuenta, de nuevo, que personas tan cercanas pueden hacerte tanto daño. Pero solo es porque se le da el poder de hacerlo. Aquí estoy yo, de pie y con heridas en mi corazón que todavía quedan por sanar. Sé que pronto se curaran solas, que tendré valor y seguiré adelante. No olvidaré por que es imposible... aunque mi deber será el poder recordar sin que me duela. Amaré como si nunca hubiera estado destrozada. Seguiré amando.   EVER

No hay comentarios:

Publicar un comentario